03 noviembre, 2018

Guía para preparar un viaje a Cinque Terre en 3 días

Cinque Terre se encuentra en el norte de Italia, entre Pisa y Génova, en la llamada "Riviera italiana" o "de Liguria", una región costera bañada por el sol, el mar, salpicada por preciosos pueblos de pescadores, buen vino, y perfecto para disfrutar de unos días de descanso.

guia viaje cinque terre italia en tres días

Aunque hace unos años no era un destino turístico excesivo, sino más bien una zona tranquila, ha sido difícil mantener en secreto un lugar tan hermoso, y actualmente está quizá demasiado masificado, bajo mi opinión, por el impacto y difusión de las redes sociales, que lo han convertido en un "destino de moda", aunque méritos no le faltan para ello.


¿Qué son las Cinque Terre?



Tal y como su nombre indica, Cinque Terre se refiere a los cinco pueblos que conforman esta región de costa de Liguria. Se encuentran a poca distancia unos de otros y, en contraste con la mayoría de las regiones de Italia, no destacan por una gran arquitectura histórica, sino por una belleza que parece desafiar a la naturaleza, con sus preciosas casas de colores colgadas en acantilados.

La región se compone de cinco aldeas: Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, conectadas entre sí por senderos, y donde el uso de automóviles está bastante limitado, hecho que le aporta un encanto aún más especial.

Vernazza
Monterosso al Mare

Riomaggiore

Corniglia

Manarola

En un esfuerzo por preservar las maravillas naturales de Cinque Terre, Italia declaró a toda la región como un Parque Nacional y área marina protegida, y fue incluída como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

El paisaje de las Cinque Terre es algo hostil y salvaje. Los altos y escarpados acantilados que llegan hasta la profundidad de ese precioso mar de color azul turquesa, esconden pequeñas playas y puertos pintorescos, con una belleza y encanto difícil de describir.


Un poquito de historia



La costa de Liguria ya jugó un papel importante durante la época del Imperio romano. En el siglo XIV, sin embargo, los Sarracenos (árabes) llegaron a ocupar la región y los lugareños huyeron hacia las colinas cuando sus ciudades fueron destruidas.

Fue la familia italiana de los marqueses de Obertenghi, la que devolvió a Cinque Terre su antiguo esplendor. Derrocaron a los Sarracenos, y animaron a las tribus locales a regresar al mar, donde se edificaron las primeras casas.

Empezaron a construir muros de piedra, plantar olivos, limoneros y viñedos, y convirtieron las escarpadas laderas de las montañas en terrazas para plantar.


Rápidamente el comercio por el mar empezó a prosperar, y enseguida la región se hizo muy conocida por su vino, aunque también por sus excelentes defensas. Durante el siglo XVI la costa de Liguria sufrió varios ataques de piratas sin mucho éxito.

Años más tarde, los lugareños tuvieron que enfrentarse a una gran cantidad de desastres naturales que verían decaer a la población.

En 1960, se construyó la vía ferroviaria entre Génova y La Spezia, y la zona salió de su aislamiento.

Actualmente Cinque Terre es un destino muy popular, y puede presumir de tener algunos de los paisajes más hermosos del mundo, y sus cinco pueblos de colores que asoman a ese precioso mar azul, te dejarán una impactante imagen difícil de olvidar.


Dónde alojarse



Aconsejados por María y Rubén de "Viajes callejeando por el mundo", decidimos desde un primer momento buscar alojamiento en La Spezia, donde hay mucha más variedad y los precios son algo más baratos.

Estuvimos hospedados en el "Afitacamere Casa Dane" (literalmente se traduce como: casa de huéspedes):  con habitaciones nuevas, elegantemente amuebladas, baño privado, y estratégicamente ubicado a pocos pasos de la estación central de trenes de La Spezia, que te permite llegar fácilmente a Cinque Terre en unos pocos minutos. Tienes más información de los alojamientos del viaje en este POST.

La estación central de tren de La Spezia es la entrada principal a Cinque Terre. Los trenes conectan los cinco pueblos con recorridos frecuentes, cada 15-20 minutos, y desde su puerto salen los barcos hacia Lerici, Portovenere y la isla de Palmaria, además de poder llegar también a Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso por mar.

No es un pueblo tan bonito y pintoresco como los de Cinque terre, pero tiene una gran variedad de restaurantes, bares y tiendas, y la zona del puerto nos pareció que tenía también un encanto especial.


Alojarse en alguno de los pueblos de Cinque Terre tiene que ser una experiencia bonita, pero a parte de ser una opcion más cara, lo vimos muy incómodo si vas con equipaje o niños, ya que sus calles son muy estrechas y empinadas, hay mucha más gente y evidentemente menos servicios públicos.


Cuándo ir



El verano es sin duda el momento de más turismo del año en la costa de Liguria. Los meses más calurosos son julio y agosto, aunque gracias a las montañas de los Apeninos, el clima tiende a ser suave, y sin humedad.

Los veranos suelen ser secos, sobre todo el mes de julio, cuando menos precipitaciones hay. También es la mejor época para las uvas, que crecen a lo largo de las laderas de las terrazas por donde discurren los senderos, ya que este clima ayuda a concentrar su sabor.

Nosotros estuvimos a principios de agosto, y aunque hacía calor, tampoco nos pareció excesivo (o será que estamos acostumbrados a viajar siempre en verano). Sí es verdad que para el tema de los senderos, sobre todos si vas con niños pequeños, pueden costar bastante más, pero no lo vemos un gran inconveniente.

Al ir en verano también conviene reservar alojamiento con antelación, para intentar abaratar lo máximo posible, e ir concienzado de que compartirás tu viaje con una gran cantidad de turistas, cosa que actualmente suele pasar en cualquier destino del mundo.

Nosotros íbamos con algo de miedo, porque decían que estaba muy saturado y que en verano tenía que ser horrible, y he de decir que sí, había mucha gente, pero al igual que en cualquier otro lugar por esas fechas.

Como dato positivo para viajar en verano a Cinque terre, decir que puedes disfrutar de sus playas, los días son largos y suelen ser muy claros, y además puedes contemplar unas puestas de sol de infarto o comer al aire libre con unas vistas embriagadoras.



Durante la primavera y el otoño, es cuando más llueve, pero a pesar de ello, abril y mayo es la época del año favorita para muchas personas que visitan Italia con frecuencia.

Aunque en otoño las temperaturas son frescas, también se dice que septiembre y octubre son buenos meses para visitarlos. Los días son a menudo soleados, pero con noches más frescas.

En invierno esta región costera puede ser bastante fría, aunque tiene la ventaja de que al ser temporada baja, hay pocos turistas y los senderos están muy tranquilos.

En general la temporada baja es desde mediados de septiembre hasta mediados de junio, excluyendo Semana Santa.

En la medida de lo posible, lo mejor es visitar Cinque Terre cuando la temporada de lluvias es menor, sobre todo si pretendes hacer alguna ruta de senderismo, ya que cuando el clima es muy adverso, se pueden cerrar algunos caminos. Incluso si ha llovido recientemente, pueden tardar un poco en volver a abrir los senderos cerrados.


Gastronomía local



Cinque Terre cuenta con algunos de los mejores platos de Italia. El pescado, aceite de oliva, pesto y el vino, son símbolos de su cocina local.

Si vienes a la región de Liguria, no te puedes ir sin haber probado:
 
La focaccia, un tipo de pan delicioso, que se come solo, con salsa y muy típico también en sus desayunos.

♥ La leyenda dice que la sopa minestrone se inventó en esta área, aunque no podemos estar seguros de si es verdad o no.
 
El Trofie es también un manjar local. Es un tipo de pasta hecha de harina de castaña o trigo, y al que se suele agregar calamares, langostas, camarones o navajas.

♥ También es típico de la zona: la sepia guisada, los calamares rellenos, el pulpo especiado y el gelato. 
 
♥ Si te gusta el marisco, aquí tendrás muchas opciones para elegir.
 
♥ Las uvas producen vinos tintos y blancos en sus famosas terrazas, como el conocido "Sciacchetra", elaborado con uvas secas.
 
Los limones también son muy típicos de la zona, sobre todo en Corniglia.

Entre sus postres y dulces más conocidos están el "Meringhi Genovesi", un pastel empapado en ron u otro licor, relleno de mermelada de albaricoque y cubierto con merengue de vainilla. También el "Ravioli Dolci" y el "Paciugo" son típicos de la región de Liguria.


Cómo llegar


Se puede llegar a Cinque Terre en tren, coche y ferry, siendo el tren el más común y práctico.

Tren 


Los aeropuertos más cercanos son los de Génova y Pisa, y desde allí se puede ir en tren hasta Cinque Terre.

La otra opción es viajar hasta Milán, dónde suele haber bastantes ofertas de vuelos, y desde allí coger el tren en la estación central hasta la Spezia, como hicimos nosotros. El trayecto suele durar alrededor de 3 horas.


Los trenes más rápidos son los: Eurostar (ES), Intercity (IC) o Direct (D). El Regional (R) es un tren local que se detiene en todas las estaciones (suele ser más barato, pero más lento). 

Trenitalia es el sitio web oficial de trenes, y ofrece los horarios y tarifas para la mayoría de las rutas y trenes italianos, incluidos los nocturnos, la mayoría de los trenes internacionales y los trenes regionales a lugares más pequeños. 

Coche 


La ruta más rápida es desde Génova, a través de la Autostrada A12. Hay que salirse en Corrodano/Levanto, por Monterosso. El viaje de Génova a Corrodano puede llevar más o menos una hora.

Hay que tener en cuenta que conducir de un pueblo a otro implica pasar por curvas cerradas y carreteras estrechas. Además el tema del estacionamiento es algo difícil y costoso. 

La mayoría de pueblos no permiten automóviles en la mayoría de sus áreas, por lo que hay que aparcar en las entradas de los pueblos, y en los meses de verano se llenan rápidamente. 

Ferry


Contemplar la costa de Cinque Terre desde el mar, es una excelente manera de obtener una perspectiva diferente de los pueblos, y te lo recomiendo totalmente.

Los ferries funcionan entre La Spezia, Monterosso y Portovenere en ambas direcciones, haciendo parada en todos los pueblos, excepto Corniglia, que no tiene puerto. Puedes consultar los precios, horarios y excursiones desde AQUÍ.


También es posible comprar un ticket para visitar todos los pueblos en un día, y el precio es de 35 € por persona. Los niños menores de 6 años no pagan.

IMPORTANTE: los barcos únicamente salen entre finales de marzo y principios de noviembre.

 

Cómo moverse por Cinque Terre



La forma más popular de moverse por Cinque Terre es a pie, a través de sus senderos, siendo el más conocido el "Sentiero Azzurro", también llamado "Sendero Número 2" o "Sendero Azul".

Este sendero es el más famoso y popular, ya que no presenta excesivas dificultades, y además te regala unas vistas panorámicas maravillosas. Ya existía en en la Edad media, (excepto el segmento de la Vía del Amor, que se remonta al S. XX), y durante siglos fue la única vía de comunicación entre los habitantes del litoral. Está dividido en 4 etapas y tiene una longitud total de unos 12 km:

- Vernazza-Monterosso: Tiene una longitud de 3,3 km y según varias opiniones, es mejor y un poco más fácil hacerlo con salida desde Vernazza, ya que la pendiente cerca de Monterosso es muy pronunciada, y de esta forma toca bajarla en vez de subirla.

Si no tienes pensado recorrerlo, al menos te recomiendo subir un poco, ya que al principio cruzarás un hermoso claro desde dónde se pueden hacer las mejores y típicas fotos de Vernazza.


- Vernazza-Corniglia: con una longitud de unos 3 km, este sendero destaca por su excelente vista panorámica de la Riviera de Cinque terre y de la pequeña aldea de San Bernadino. Se recomienda hacerlo en dirección hacia Corniglia, para así poder hacer unas fotos preciosas del pueblo y evitar tener que subir las 382 escaleras (la “Lardarina”) que hay para acceder al pueblo, o tener que coger el autobús.


- Manarola-Corniglia: este camino discurre junto al mar y tiene una longitud de unos 2 km. Actualmente se encuentra cerrado.

- Riomaggiore-Manarola: conocido como la "vía del amor", es el más corto de todos los senderos de Cinque Terre. Se inauguró en el siglo XX, con la construcción del túnel del ferrocarril entre estos dos pueblos. Pasa justo al pie de montaña y es un sendero muy tranquilo, bonito y sencillo. Tiene una longitud de 900 metros y el tiempo para recorrerlo es de una media hora.



La mala noticia es que lleva unos años cerrado, y no se prevé que abra hasta 2021. A Nosotros nos hubiera encantado recorrerlo, y mas aún porque al no tener ninguna dificultad, es ideal para hacerlo con niños...Así que ya tenemos excusa para regresar en unos años 😉.

A parte de recorrer los senderos, también es necesario moverse en tren, la forma más cómoda de llegar a los pueblos, y si vas con niños o te alojas en La Spezia, totalmente indispensable.

Para ambas opciones, esta disponible la "tarjeta Cinque Terre", que tiene dos versiones:

- Tarjeta de Trekking Cinque Terre: incluye el acceso a los senderos (sino se compra esta tarjeta, se pueden pagar igualmente en las casetas de información en los accesos de los mismos), algunas visitas guiadas, el uso de los baños públicos, que son de pago, WI-FI gratis en algunos puntos del parque, y la admisión con tarifa reducida a los Museos Cívicos de La Spezia (Amedeo Lia, Castillo de San Giorgio, CAMeC, Sigillo, Palazzina delle Arti, Etnografico, Diocesano).
 
- Cinque Terre Treno MS Card: a parte de todo lo anterior, también incluye el acceso ilimitado a los trenes regionales de segunda clase en la ruta Levanto - La Spezia (y viceversa).


Las tarjetas se pueden comprar online, o bien en las estaciones de tren y las casetas de información turística que hay en la entrada de los pueblos.

Si sólo vas a ir a un pueblo en tren, no merece la pena adquirir la Cinque Terre Treno Ms, y en su lugar puedes comprar un ticket de viaje único en las taquillas o en unas máquinas que hay en las estaciones (están en varios idiomas). Pero si vas a hacer más viajes, sin duda sale más rentable, ya que un viaje cuesta ya 4€ (2€ niños pequeños)

Aquí te dejo la lista de precios de ambas tarjetas (desde el 17 de marzo al 4 de noviembre 2018). Fuera de estas fechas, los precios son algo más baratos:
 
 Tarjeta Trekking
 Cinque Terre
Tarjeta Terre
Train MS card

7,50 €/ 1 día- 4,50 € (niños 4-12 años)                                    
16 €/ 1 día- 10 € (niños 4-12 años)

14,50 €/ 2 días- 7,20 € (niños 4-12 años)
29 € / 2 días

19,60 € / 1 día (familias con 2 adultos y 2 niños de 4-12 años)
41 € / 3 días

31,50 € / 2 días (familias con 2 adultos y 2 niños de 4-12 años)

42 € / 1 día (familias con 2 adultos y 2 niños de 4-12 años)

IMPORTANTE: Antes de subir al tren, hay que validar las tarjetas o tickets en unas máquinas que hay a la entrada del andén, y fijarse siempre muy bien en la dirección de los trenes, bien si vas en dirección a Levanto (Monterosso sería el último pueblo) o dirección La Spezia (Riomaggiore sería el último).

Información turística



Conviene consultar antes del viaje la página oficial del paque nacional de Cinque Terre, ya que a parte de mucha información, te mantiene al día del estado de los senderos.

** NOTA IMPORTANTE: En las fechas en las que está publicado este post, y debido al fuerte temporal que ha sufrido Italia en los últimos días, nos anuncia que según los Planes de Protección Civil de los Municipios de Cinque Terre, el acceso a la red de senderos está prohibido por razones de seguridad hasta nuevo aviso.

Descargarse la APP de “Cinque Terre Hiking Guide”

♥ En esta página web encontrarás información sobre Cinque terre, y mucho más de la zona de Liguria.


Nuestro itinerario para 3 días



Nosotros estuvimos 3 días en Cinque Terre, tiempo más que suficiente para ver los 5 pueblos bien, tranquilamente, y poder disfrutar también de Portovenere, otro lugar con mucho encanto y que recomiendo visitar. Aunque con lo que nos gustó, no nos hubiera importado habernos quedado un día más, ya que la zona realmente merece la pena y tiene mucho más que ver.

Si dispones de más días, también puedes ir a Lerici, la isla de Palmaria y a Génova, su capital.
 

Nuestra ruta:


Día 1: Llegamos a La Spezia sobre las 15 h, así que esa tarde nos dedicamos a conocer Riomaggiore, y disfrutar de su famosa puesta de sol.


Día 2: Monterosso al Mare, Vernazza y Corniglia.

Día 3: Paseo en barco para ver todos los pueblos desde el mar, visita a Manarola y Portovenere.


Cinque Terre es un viaje muy completo, e incluso si sólo vas allí para relajarte, y no para caminar por sus famosos senderos, hay mucho qué hacer y para mantenerte ocupado. Al final, es su maravillosa gastronomía, sus vistas y su gente, la que hacen que este lugar sea tan impresionante, y es un destino que no decepciona.

Es una zona para visitar y disfrutar con calma, así que en próximos post te hablaré con todo detalle de cada pueblo, con un listado completo de todo lo qué ver y hacer en cada uno, y como siempre, con algunas recomendaciones, lugares donde comer-cenar y mis impresiones.

Y si te has quedado con ganas de más, te animo a escuchar mi colaboración en Radio Viajera sobre Cinque Terre, que junto con "El viajero accidental", hablamos de esta preciosa zona de Liguria!!





2 comentarios:

  1. Me ha encantado el post!! Super completo!! Hace años que tengo ganas de ir. Creía que se necesitaba más tiempo, pero veo que vosotros solo necesitásteis 3 días. Así que en cualquier escapada de las nuestras podríamos visitar Cinque Terre... Ahora falta encontrar vuelos baratos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa!!! Sí, en 3 días completos podéis verlo bien, incluyendo Portovenere también...y si puedes añadirle un día más, pues aún mucho mejor�� Un abrazo

      Eliminar

Muchas gracias por comentar! Tu opinión es muy importante para mi