16 septiembre, 2018

Venecia: sus miradores y rincones más fotogénicos

La primera vez que conocimos Venecia no tenía muchas expectativas, ya que la mayoría de opiniones que había oído no eran especialmente buenas, sin embargo, mi encuentro con esta ciudad fue un auténtico flechazo.

MIRADORES Y LUGARES FOTOGENICOS DE VENECIA ITALIA

En nuestro primer viaje a Venecia estuvimos casi 4 días, tiempo suficiente para descubrir sus lugares más conocidos, y sobre todo, sus barrios más auténticos, los cuales me ofrecieron esa visión y esencia que tanto me ha enamorado de esta ciudad.

En esta ocasión hemos estado sólo 2 días, pero nos ha dado tiempo a volver a aquellos lugares que tanto nos gustaron, y sobre todo, hemos podido recorrer más a fondo sus barrios y conocer lugares nuevos, que no han hecho más que evidenciar el por qué me gusta tanto esta fascinante ciudad!!!

Venecia tiene fama de ser excesivamente turística y agobiante, pero sólo hay que alejarse un poco de la maravillosa Piazza San Marcos para descubrir la otra cara de esta ciudad, mucho más tranquila, solitaria y genuina.


Puede que las opiniones sean muy dispares, pero una cosa es muy cierta, Venecia es una ciudad única y tremendamente bella.

Y hoy quiero enseñarte esos lugares, los que más me han gustado, donde las vistas son especialmente bonitas y donde podrás sacar las mejores fotografías de la ciudad!!!



Algunos son muy turísticos y conocidos, y otros sin embargo, son tranquilos e incluso están algo escondidos. Esto es lo que tanto me fascina de esta ciudad... ¡poder elegir entre el bullicio, o la más absoluta soledad!

Miradores

Si ya me conoces un poco, te habrás dado cuenta que me encanta ver las ciudades desde las alturas, así que siempre intento visitar todos sus miradores y terrazas.

Ver la panorámica de Venecia y contemplar sus campanarios inclinados, puentes y cientos de pequeñas islas, es una experiencia única que no puedes perderte desde alguno de sus miradores, cada uno con unas vistas muy diferentes, pero todos muy recomendables:

Palacio Scala Contarini del Bovolo: La palabra "bovolo" en dialecto veneciano significa caracol, y este palacio del siglo XV le debe el nombre a su hermosa escalera, que alberga uno de los rincones escondidos más bonitos de Venecia.


En la cima de esta maravillosa escalera de caracol, se encuentra una terraza con unas vistas embriagadoras de los tejados de Venecia. Además es un lugar tranquilo y muy acogedor. Nosotros hemos estado en dos ocasiones, ambas en agosto, y asombrosamente, siempre hemos estado solos.




Antes de llegar a la terraza, se puede visitar también la sala de Tintoretto, inaugurada recientemente y donde el famoso pintor participó en una competición para crear el lienzo más grande del mundo.

Quizá no tenga las vistas más impresionantes de Venecia, pero aún así es mi rincón favorito...

Supongo que será por su tranquilidad y ese aire romántico, pero para mí es un lugar mágico y al que siempre recomiendo ir!!!!

Aunque he leído que está algo difícil encontrarlo, únicamente hay que ir hasta Campo Manin, en el barrio de San Marco, y en uno de sus laterales hay una entrada a una estrecha calle con un cartel que indica: bovolo.

El Palacio está abierto todos los días de la semana de: 10-13.30 y 14-18 h. El precio de la entrada es 7 € y gratis para los menores de 12.

T Fondaco dei Tedeschi by DFS: este centro comercial fue inaugurado en octubre del 2016, y en su cuarta planta tiene una terraza panorámica con unas vistas espectaculares del Gran Canal. ¡Además la entrada es totalmente gratuita!.




Está ubicado en un antiguo palacio del siglo XIII a los pies del puente de Rialto, que fue utilizado como un centro comercial para los mercaderes alemanes, una aduana en tiempos de Napoleón, y también como oficina de correos militar.

Fue destruido por un incendio en 1505, y aunque se volvió a reconstruir, estuvo varios años abandonado, y actualmente, gracias a la maravillosa restauración del arquitecto holandés Rem Koolhaas, ha vuelto a recobrar su función original.

A la terraza se accede desde el cuarto piso, y es obligatorio reservar. Lo puedes hacer a través de la web hasta 15 días antes de tu visita (para asegurarte el día y la hora deseada), o bien reservar in situ desde los IPads que hay instalados en la tercera y cuarta planta del centro comercial.


El tiempo máximo permitido en la terraza es de 15 minutos, aunque a nosotros nadie nos pidió la reserva ni nos dijeron nada. ¡Estuvimos todo el rato que quisimos!

El horario en temporada alta (junio a agosto) es de: 10.15 a 20.15 h, y el resto del año hasta las 19.15/19.30 h.

Campanile: Con sus 99 metros de altura, el Campanile de San Marcos ofrece la mejor vista de Venecia y de la laguna. Me parece una visita imprescindible, y si estás más de un día en la ciudad, es totalmente recomendable.


El campanario de San Marcos se construyó por primera vez en el siglo XII y sirvió como faro para los navegantes. El 14 de julio de 1902 se derrumbó, y fue mandando reconstruirse exactamente igual que el original.

A la nueva construccion se le añadió un campanario y la aguja revestida de cobre y rematada por una especie de plataforma giratoria con la estatua del Arcángel Gabriel, que funcionaba como una veleta.

Es un símbolo de Venecia y sin ninguna duda, merece muchísimo la pena subir hasta su mirador y poder contemplar las cúpulas de la Basílica de San Marcos en todo su esplendor.




Te recomiendo ir pronto para evitar colas. En temporada alta también se pueden comprar entradas rápidas, pero nosotros fuimos en agosto a primera hora, y apenas tuvimos que esperar.



Hay ascensor para subir, y conviene confirmar su horario de apertura al llegar a la ciudad. En verano suelen abrir a las 8.30 h y otros meses a las 9 o 9.30h.

San Giorgio Maggiore: esta bellísima iglesia, situada en la isla con su mismo nombre y frente a San Marcos, posee un mirador en su torre con una de las vistas más impresionantes que he visto, y además con menos gente.


La fachada de la iglesia fue diseñada por Palladio, quien escogió la blanca piedra de Istria para que destacara frente al azul de la laguna, y además está colocada estratégicamente en un punto concreto para que el sol de la tarde la haga brillar intensamente.



También merece la pena visitar la Iglesia por dentro, donde se encuentran dos obras muy famosas de Tintoretto.

Está abierta de 8.30 a 18 h y la entrada cuesta 6 €. Para llegar hay que coger el vaporetto número 2 o N en la parada de San Zaccaria (aquí hay 6 embarcaderos, así que hay que buscar la línea en concreto).

Mucha gente pregunta cuál es mejor mirador, y si merece la pena más subir al Campanile o a San Giorgio Maggiore, pero aunque personalmente me gustó más este último, yo recomiendo, si se puede, subir a los dos, ya que las vistas son totalmente diferentes y ambas son espectaculares.
  
Torre dell' Orologio: la conocida torre del reloj, situada al lado de la Basílica de San Marcos, es famosa por los “Do Mori" (Dos Moros), las figuras de bronce situadas en lo alto de la torre que martillean la campana para dar las horas.


La esfera inferior, recubierta de oro, es del s. XV e indica las fases de la luna.

Se ofrecen visitas guiadas de 1 hora en italiano, inglés y francés, y es imprescindible reservar. La entrada cuesta 12 € (menores de 6 años gratis). Los tickets se pueden adquirir en el museo Correr o través de su web.

Es el único mirador de Venecia al que no he subido, pero dicen que desde arriba de la torre las vistas de la ciudad son maravillosas, además de poder contemplar de cerca las famosas esculturas de los moros.

Me parece un plan estupendo si es tu segunda o tercera visita en la ciudad.

Loggia dei Cavalli: desde la terraza de la fachada principal de la Basílica hay unas vistas impresionantes de la Piazza San Marcos, además de poder contemplar de cerca los cuatro famosos caballos de bronce (son reproducciones; los originales se exhiben en el interior, y fueron saqueados del hipódromo de Constantinopla).


Para acceder a esta maravillosa terraza, hay que pagar la entrada del Museo de San Marcos, que se accede a través de una pequeña escalera desde el atrio de la Basílica.

Precio: 5 €
Horario: 9.45-16.45 h

Lugares con encanto

Pero en Venecia no sólo conseguirás buenas vistas desde sus miradores, sino que a cada paso que des, callejeando y perdiéndote por sus calles, descubrirás rincones preciosos y no podrás dejar de pararte y hacer fotos!!!

Aquí te dejo el listado de mis lugares favoritos:

Punta della Dogana: sentarse junto a la Laguna y simplemente disfrutar de las vistas, es una de las mejores cosas que hacer en Venecia.




Riva degli Schiavoni: es una delicia ver el atardecer desde este paseo, con la Basílica della Salute de fondo. También desde aquí conseguirás la típica foto de las góndolas con la iglesia San Giorgio Maggiore de marco.





Pasear por Fondamenta Salute 


Campiello Barbaro: una pequeña y encantadora placita rodeada de árboles y enormes glicinas. Se encuentra en la parte trasera de Ca' Darío, el palacio maldito por excelencia de Venecia.


Campo San Barnaba: la imagen del "puente dei pugni", con la iglesia de San Barnaba de fondo es realmente bonita, y no me extraña que saliera en la escena de una película de Hollywood.



Squero di San Trovaso: las dos veces que hemos estado en Venecia, hemos visitado este astillero de góndolas. Es uno de los más antiguos de la ciudad y sigue en activo. Lo que más me gusta es su arquitectura, ya que parece un casita de montaña. Para hacer buenas fotos hay que hacerlo desde el otro lado del río.

♥ La pequeña plaza y calles de al lado del teatro de la Fenice son totalmente encantadoras.



Puente de la Academia: las vistas desde aquí son de las más famosas y bonitas de Venecia.


Este verano el puente estaba cerrado por obras, así que nos quedamos con el recuerdo de nuestro primer viaje, que sin duda nos dejó huella y nos regaló un atardecer precioso.

Santa María Formosa: una hermosa plaza del barrio de Castello, rodeada de pintorescos hoteles, mercados y tiendas.


Librería Aqua Alta: esta peculiar librería se ha hecho muy famosa últimamente gracias a las redes sociales, y a nosotros fue un rincón que nos encantó. Además tiene una entrada que da al canal, donde hay acomodada una preciosa góndola. ¡Nos pareció un lugar idílico!.



Campo San Giovanni e Paolo (también conocido como "Campo San Zanipolo"): Es una de las plazas más grandes y monumentales de Venecia, y además un rincón tranquilo y perfecto para descansar, tomar algo y dejarse enamorar por su entorno.




Campiello del Remer: esta pequeña y tranquila placita del barrio de Cannaregio es realmente preciosa. Un rincón algo escondido, y que parece sacado de un cuento.



Iglesia dei Santi Apostol: el campanario de esta iglesia me tiene enamorada, y sobre todo su silueta vista desde el puente del Rio dei S. S. Apostoli.


Ponte Chiodo: Es un puente privado y que llama la atención porque no tiene barandillas. Nos gustó mucho, y además se pueden hacer unas fotos muy originales.


Riva del Vin: un paseo con restaurantes muy bonitos, sobre todo al atardecer.




Fondamenta Vin Castello: Un lugar perfecto para sentarse junto al Gran Canal y observar el maravilloso Puente Rialto.


Sestiere de Canareggio: este barrio está lleno de rincones preciosos y auténticos, así que te recomiendo perderte por sus calles y canales, y disfrutar de la auténtica Venecia. La zona del Ghetto nuovo nos gustó especialmente, tanto por su historia y belleza.




Plaza San Marcos de noche: se dice que es una de las plazas más hermosas del mundo, y estoy totalmente de acuerdo. Es imposible no pararse y quedarse con la boca abierta con tanta belleza, pero por el día puede llegar a ser un poco agobiante.


Nuestro momento favorito para visitarla es al atardecer, cuando está más tranquila y sobre todo en las noches de verano, donde las vistas van acompañadas con una preciosa música en directo de fondo de alguno de sus lujosos cafés.

Puente 3 arcos (ponte dei tre archi): Es uno de los puentes más grandes de Venecia, sin contar los del Gran Canal, y nos pareció muy bonito y original. Además está en una zona súper tranquila para pasear.


El Palacio Ducal: Lo mires del ángulo que lo mires, este elegante palacio gótico es una de las joyas de la ciudad. Fue Sede del Gobierno veneciano durante más de siete siglos, y es un edificio realmente hermoso.




Sólo por contemplar su patio con la bellísima "Scala dei Giganti" (escalera de los gigantes), ya merece la pena entrar. Una visita totalmente recomendable y que te enamorará.

Los palacios del Gran Canal: una de las experiencias más recomendables que hacer en Venecia, es coger la línea 1 de vaporetto en piazzale Roma, que recorre lentamente todo el Gran Canal, y así poder ver y sacar fotos a los palacios más hermosos de la ciudad, como: Barbarigo, Ca' d'oro y Ca' Rezzonico.


Burano: esta pintoresca y fotogénica isla no puede faltar en una visita a la ciudad de los canales. En este post te cuento todo lo qué ver y hacer en uno de los rincones más bonitos de Venecia.




Aunque la lista podría ser interminable, he intentado quedarme con los lugares que más me han llamado la atención. A muchos de ellos hemos vuelto en nuestro segundo viaje a Venecia, porque nos enamoraron la primera vez....y otros los hemos podido descubrir este año.

Venecia tiene palacios hermosos, iglesias impresionantes y grandes museos, pero lo que realmente me ha cautivado de esta ciudad son sus calles, sus canales, sus casas, sus preciosos patios y esos rincones escondidos que hacen que te sientas como en un perfecto decorado romántico.



De estos y muchos lugares más te hablaré con más detalle próximamente, en una completa guía de Venecia dividida por barrios, para que no te pierdas nada de unas de las ciudades más bonitas e impresionantes de Europa y para que la puedas disfrutar al máximo sin perderte nada.


4 comentarios:

  1. Impresionante post!! Tomo nota de todo porque nosotros queremos volver. Cuando estuvimos solo nos quedamos dos días en la ciudad y nos quedaron muchas cosas pendientes.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu post Marta!! Gracias a ti he descubierto rincones muy chulos que desconocía de Venecia y me los he apuntado por si volvemos en algún momento....

    ResponderEliminar
  3. Que súper post Marta!!! No me imaginaba que había tantos miradores para observar Venecia desde las alturas. Mi preferido ha sido T Fondaco dei Tedeschi by DFS, y encima gratis!!!
    Nosotros visitamos Venecia de forma fugaz, y aunque estaba llena de gente me encantó. Sé que algún día volveré y me llevaré conmigo este post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Maravillo artículo Marta!! Nosotros solo estuvimos dos días y se nos quedaron muy cortos. La única pega que le pongo a Venecia es la sobresaturación de turismo que hay. A veces es agobiante pasear por la ciudad. Aún así, es una visita que merece la pena!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar! Tu opinión es muy importante para mi