07 febrero, 2020

Bluffton, el corazón del Lowcountry de Estados Unidos

El histórico Bluffton es un pueblo idílico a orillas del tranquilo río May, y el destino ideal para explorar el Lowcountry, una región localizada a lo largo de la costa del estado de Carolina del Sur, en Estados Unidos.

Se encuentra muy cerca de la meca de golf: "Hilton Head Island", a tan solo media hora de la bellísima Savannah, y de camino de auténticas joyas sureñas como las ciudades de Beaufort y Charleston.




Cuando llegues a Bluffton, inmediatamente sentirás una sensación de calma. Su ritmo de vida parece más lento y relajado, y nosotros tuvimos la sensación de estar, por unos instantes, en un escenario de una película americana.

El lugar donde esto es más evidente, es en el distrito histórico del casco antiguo de la ciudad, conocido como "Old Bluffton", donde jurarías que se hubiera detenido el tiempo.


Un poquito de historia



El nacimiento y crecimiento de Bluffton, estuvieron íntimamente relacionados con el surgimiento de las plantaciones de arroz y algodón en el Lowcountry, durante el período anterior a la guerra.

♥ Esta comunidad ribereña, fue fundada a principios del siglo XIX como una comunidad turística. Los propietarios de las plantaciones y sus familias, de ciudades como Savannah y Charleston, llegaban hasta aquí en bote para relajarse.



Además, y al igual que otras comunidades costeras, proporcionó un refugio frente a la fiebre amarilla y los brotes de malaria que a menudo se manifestaban en las plantaciones.

Los altos acantilados frente al río, daban la bienvenida a los reconfortantes vientos del sur, manteniendo a raya a los mosquitos y haciendo soportables los bochornosos días de verano.

Las primeras viviendas de Bluffton se construyeron a finales de 1700, en los acantilados del río, y en 1830 el diseño de las calles de la ciudad indicaba que se había convertido en un auténtico paraíso de verano.




Bluffton ocupó un lugar muy importante en la Guerra Civil, ya que en 1844 fue el escenario de los primeros gritos de secesión.

Con la guerra civil y la eventual ocupación de Hilton Head Island y Beaufort por las fuerzas de la Unión, la ciudad fue prácticamente abandonada, y pasó a utilizarse como base para piquetes confederados que observaban los movimientos de tropas de sus enemigos.

♥ La ciudad fue saqueada por las fuerzas de la Unión en varias ocasiones, y finalmente se quemó el 4 de junio de 1863.

♥ Aunque la ciudad fue destruida casi por completo, sobrevivieron 15 casas y dos iglesias.

Con el cambio de siglo, la ciudad experimentó nuevamente un crecimiento con la apertura de varias ferreterías, tiendas, y un floreciente negocio de recolección de ostras, así que muchos de sus antiguos residentes regresaron a Bluffton.

♥ La construcción en 1922 del puente Houlihan desde Port Wentworth, y las nuevas redes de transporte que desviaron el tráfico del río a mediados del siglo XX, hicieron que el comercio disminuyera, lo que supuso el comienzo de una nueva fase de desarrollo de Bluffton, que nuevamente se convirtió en un prominente destino turístico.

♥ En 1996, la ciudad fue designada Distrito Histórico del Registro Nacional.


Qué ver y hacer en Bluffton 



The Heyward House Welcome Center 


Construida en 1840 como la residencia de verano del propietario de "Moreland Plantation", John Cole, la casa fue posteriormente propiedad de George Cuthbert Heyward, nieto del firmante de la Declaración de Independencia, Thomas Heyward, y sorprendentemente, se mantuvo en la familia hasta la década de 1990.




Esta sencilla casa, es un ejemplo excelente y muy bien conservado del estilo arquitectónico "Carolina Farmhouse", que se trajo de las Indias Occidentales, y se hizo popular desde el período colonial hasta a la guerra civil.

La vivienda cuenta con gran parte de sus materiales originales, tanto en el interior como en el exterior, y es una de las ocho casas que aún se conservan de antes de la guerra.

También cuenta con dos dependencias históricas en la propiedad: una cabaña de esclavos original, y una cocina de verano reconstruida. 






Fue abierta al público por la "Sociedad de Preservación Histórica de Bluffton" en 1998, y ofrece tours guiados por la casa, y también organiza recorridos a pie de unos 90 minutos por el distrito histórico, aunque solo con cita previa. Precio: $ 15 adultos (menores de 10 años gratis).







También sirve como centro de visitantes, y de echo a nosotros nos atendieron fenomenal y nos dieron mapas e información de la ciudad.





La Casa Heyward y el jardín se pueden visitar por libre. Mucha más información aquí.

Church Of The Cross


La fotogénica iglesia de la cruz se encuentra al final de Calhoun Street, frente a un acantilado en el río May.





El santuario actual fue construido en 1854, y es una de las dos iglesias locales que no se quemaron durante la Guerra Civil.




La construcción de este hermoso edificio cruciforme gótico,  comenzó en 1854 para reemplazar una capilla anterior y mucho más pequeña.





Su ubicación frente al pantano, lo convierte en un lugar totalmente mágico.

The Fripp House


Se cree que este edificio de tres pisos fue construido a fines de la década de 1830,  por James L. Pope, quien murió en 1863.

William J. Fripp adquirió la casa en 1885, y la tuvo en propiedad durante 34 años.

Más tarde se utilizó como un "Bed and Breakfast", hasta 1999.

Seven Oaks 


Esta impresionante casa fue construida en 1850, y fue propiedad del coronel Middleton Stuart, quien vivió aquí con su esposa.




Los Stuarts no regresaron a Bluffton después de la Guerra Civil.

Durante el apogeo de la prosperidad de Bluffton, la Sra. Elizabeth Sanders utilizó "Seven Oaks" como una pensión, la cual era muy popular entre los vendedores y visitantes de verano.

El interior de la sección original, prácticamente no ha cambiado a través del tiempo.

The Garvin-Garvey House


La casa de verano de Joseph S. Baynard se encontraba originalmente aquí, pero fue quemada en 1863, durante la Guerra Civil.

Construida en 1870 por Cyrus Garvey, sobre un alto acantilado con vista al río May, la estructura actual es una de las pocas casas de la Era de la Reconstrucción que pertenecieron a un hombre libre en esta área.






La casa y la tierra permanecieron en la familia Garvey hasta 1961. Fue restaurada en 2016, y ahora está abierta al público.





Actualmente está rodeada por el Oyster Factory Park, y es propiedad de la Beaufort County Open Land Trust, Inc.

Los tours guiados están disponibles los martes y jueves de 10 a.m. a 4 p.m. 

The Card House


Según cuenta la leyenda, durante una sesión de póquer de alto riesgo celebrada en esta casa en la década de 1840, William Eddings Baynard, ganó el título de "Braddock's Point Plantation".

Sin embargo, los registros locales no respaldan esta afirmación.

Aunque la casa era conocida por sus juegos de póquer nocturnos en el siglo XIX, es más probable que recibiera su nombre por sus líneas rectas y simetría, que hacen que parezca una casa hecha de cartas.

Bluffton Oyster Company


Este negocio de procesamiento de ostras y mariscos, representa una industria importante tanto en Bluffton como en el Lowcountry, y es la fábrica de conservas más antigua que aún funciona en el estado.

El edificio actual fue construido en 1940, en el mismo lugar donde se encontraba la fábrica de ostras anteriores.


Pritchard House 



Esta casa, construida en 1890, encarna el encanto y la simplicidad de la arquitectura del estilo "Carolina Farmhouse", junto con la ornamentación del Reina Ana.

La estructura original que se quemó durante la Guerra Civil, fue construida por el propietario de la cercana plantación de Oakland, el Dr. Paul Fitzsimmons Pritchard. Su hijo, Charles Teft Pritchard, construyó la casa que se ve hoy.

Después de su muerte a la edad de 49 años, su esposa tuvo que acoger a huéspedes para poder sobrevivir.

Fue restaurada a mediados de la década de 1990, y las dos alas laterales se agregaron en ese momento.


Allen-Lockwood House 



Construida en 1850 por William Gaston Allen, esta casa es una clásica cabaña de verano del Lowcountry, con techo alto a dos aguas y numerosas ventanas.

Al igual que muchas otras casas del área, se levanta del suelo para ayudar a ventilar la casa.

También tiene un amplio porche que da a la dirección del río.

Aunque Allen estaba en bancarrota, su hija Susan Virginia compró la casa, y permaneció en manos de la familia hasta 1953.

Orage Cottage


Construida originalmente en la década de 1930, la restauración y renovación de esta sencilla cabaña comenzó en 2001, y actualmente muestra las características típicas de este tipo de construcciones típicas del Lowcountry.


John A. Seabrook House



Esta casa fue construida a principios de la década de 1850 durante el auge de Bluffton. 

Se cree que John Archibald Seabrook, un plantador en la isla Edisto, fue su primer propietario.

Patz Brother's House 


Esta casa lleva el nombre de dos hermanos de Baltimore, Maryland, que se mudaron a Bluffton en la década de 1890 para abrir el "Mercanterile Planter" (edificio que está a la derecha de la casa), una tienda de productos secos.

En 1892, después de que se estableciera la tienda, los dos hermanos construyeron esta residencia doble adosada tipo "Folk-Victoriana".

Campbell Chapel A.M.E. Church


El edificio de esta iglesia de estilo renacimiento clásico, fue construido en 1853 por la Iglesia Metodista Episcopal.




Su bello pórtico de estilo templo griego, aunque dañado por el fuego en la quema de Bluffton en 1863, no fue destruido.

En 1874 la congregación se trasladó a otro edificio, y la Campbell Chapel fue vendida a la Iglesia Episcopal Metodista Africana, cuyos miembros han mantenido servicios allí durante más de 100 años.

Calhoun Street



Tiene la concentración más densa de la comunidad de casas históricas , restaurantes y galerías de arte, como la "Maye River Gallery", una de las mejores de la ciudad.










Tuvimos la suerte de que nuestra visita coincidía en jueves, que es cuando se celebra un animado mercado de agricultores con una gran variedad de productos y tipos de comida donde elegir, y todo ello, ambientado con música típica local y variados entretenimientos.

May River


El río May ha marcado la historia y la vida de Bluffton.

Sus bancos de arena, muelles, barcos camaroneros, puestas de sol, vida silvestre, islas, mariscos y brisas se combinan para hacer de Bluffton, lo que algunos residentes consideran, el "último pueblo costero del sur".

Hay una serie de puntos de acceso al río alrededor de la ciudad, incluidos el muelle público (113 Calhoun Street) y "Alljoy Boat Landing" (265 Alljoy Road).



Pero, por supuesto, simplemente pasear en bote y pescar en el río no es suficiente en Bluffton. Cuando la marea retrocede, la barrera de arena del río May aparece como un oasis, extendiéndose cada vez más a medida que la marea baja. Esto es a lo que los locales llaman "The May River Sandbar".

Durante unas horas, dos veces al día, el banco de arena ofrece sus costas a cualquiera que quiera hacer un picnic, jugar al voleibol, nadar o simplemente disfrutar de vistas panorámicas del río.

"The Sandbar" es un secreto de Bluffton muy atesorado por quienes lo conocen, y a esta pequeña isla en medio del hermoso e histórico río May, solo se puede acceder en barco (u otra embarcación acuática).

Es necesario antes de ir consultar la tabla de mareas.




Descubrimos Bluffton por casualidad, ya que está considerado como la entrada a "Hilton Head Island", reconocida como una de las mejores islas de los Estados Unidos, y que nosotros elegimos para disfrutar de una tarde de descanso y playa en nuestro camino a Charleston.

¡Y menuda sorpresa nos llevamos! Bluffton es conocido por su encanto sureño, y nos pareció uno de los lugares más auténticos de nuestro road trip por la costa este de USA.

Es el típico lugar que a uno se le ocurre cuando piensa en el sur de Estados Unidos: calles bordeadas de robles cubiertos de musgo, un dulce olor a mar, vistas hermosas y paisajes bucólicos frente al río, y preciosas casas de colores con unos porches de ensueño...






Podría contaros maravillas de Bluffton, pero simplemente te diré que hay que ir y verlo. 

Y por rincones como éste... ¡es por lo que volví del viaje totalmente enamorada de los mágicos estados del sur!.


1 comentario:

  1. This is a perfect, let's even say, ideal explanation. I really like it, thanks for sharing. We do appreciate your assistance.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar! Tu opinión es muy importante para mi